Vía láctea

Aquí os explicaré de manera sencilla como fotografiar la vía láctea según mis experiencias.

Lo primero de todo: planificación, planificación y planificación. ¿Dónde vamos a ir a fotografiarla? ¿A que hora vamos a ir? ¿Que vamos a llevar? Esas son las tres preguntas que considero más importantes a la hora de hacer una salida nocturna. Siempre según mi experiencia, voy a ir resolviéndolas una a una.

25s, F/2.8, ISO3200

¿Dónde vamos a ir?

Bueno, es lo primero que tenemos que decidir. En este artículo voy a hablar en el caso de España, pero a lo largo de él explicaré como calcularlo para otros lugares del mundo.

Lo ideal sería un sitio sin nada de contaminación lumínica, pero esto en España es prácticamente imposible, así que nos conformaremos con no tener ningún pueblo/ciudad cerca y, sobre todo, que haya la menos contaminación lumínica por donde vaya a salir la vía láctea. Pero bien… por dónde va a salir?

Siempre hablando de la parte más luminosa de la vía láctea, donde se encuentran las constelaciones de Escorpio y Sagitario, la podremos ver aproximadamente desde febrero hasta octubre (esto en España). El lugar por el que la veremos depende de la fecha y hora concretas, aunque siempre estará entre el sureste y el suroeste.

Bien, sabiendo la orientación y el lugar, vamos a por la siguiente pregunta.

¿A que hora vamos a ir?

De la hora va a depender que se vea o no, que esté más al sureste o más al suroeste y que se encuentre más paralela o más perpendicular respecto al horizonte. Para saber a que hora ir (y de paso podéis consultar la orientación y las fechas) lo mejor es usar el programa Stellarium, ya que también calcula la posición de la vía láctea según el lugar del mundo en el que estéis. Es muy sencillo de usar y podéis descargarlo gratuitamente en su web: http://www.stellarium.org/

Captura del programa “Stellarium”

Y por último… ¿Que vamos a llevar?

En mi caso suelo llevarme un poco de todo. Lo principal: cámara, angular lo más luminoso posible, trípode y algún tipo de frontal o linterna. A
partir de aquí podéis llevaros todo tipo de objetos de fotografía nocturna para jugar un poco con el encuadre y la luz (flash, geles de colores, linternas, pilas…)

Bueno pues ya hemos terminado… ¡con la planificación! Estamos en el lugar correcto, con todo el equipo preparado y esa mancha blanquecina en el cielo… y ahora, ¿qué?

En este caso si que importa lo buena que sea tu cámara, o más bien lo que el ISO máximo que pueda aguantar sin llenar la fotografía de ruido. Si eres de uno de esos afortunados que cuenta con una Full Frame ni te preocupes. Con una réflex de media gama se pueden hacer cosas muy interesantes, y si tienes una compacta o una bridge… lo tienes complicado.

Los ajustes que yo suelo usar, y de los que podríais partir, son 30 segundos, f/2.8 (lo más luminoso que os permita vuestro objetivo) e ISO3200. A partir de aquí según la contaminación lumínica que haya y lo que os permita subir el ISO vuestra cámara podéis varias los ajustes como queráis, pero me parece un buen punto de partida.

Otro problema con el que nos solemos encontrar es el enfoque. Para esto, como siempre, recomiendo usar la hiperfocal (hay muchas tablas y aplicaciones para hallarla, os recomiendo la de mis colegas de objetivo iluminar: https://objetivoiluminar.wordpress.com/hiperfocales/). En mi caso con mi D750 a f/2.8 la hiperfocal es de unos 3.5m, lo que significa que si enfocamos a un objeto a 3.5 metros todo lo que haya desde ese objeto hasta el infinito está enfocado. Si enfocásemos a infinito la profundidad de campo sería muchísimo menor.

Bien, pero, en medio de la oscuridad, ¿como enfocamos a un objeto a 4 metros? Pues yo veo tres soluciones. Una de ellas (para mi la peor, dado que no soy muy cuidadoso) es enfocar a esa distancia de día y tener mucho cuidado de no mover el anillo de enfoque hasta la noche. Otra de ellas es usar una linterna, apuntar a algo que esté a la distancia hiperfocal y enfocar allí. Por último (que es lo que yo hago) puedes aprenderte de memoria (o apuntarte) en que posición poner en anillo de enfoque para que se quede a la hiperfocal. Yo lo llevo a un extremo y cuento desde allí las rayitas que tengo que desplazarlo (también se podría poner una marca).

Y a hacer fotos! Por último me queda decir que la edición es un poco delicada si estás en un sitio con algo de contaminación lumínica. Generalmente suelo subir bastante el contraste y la claridad (bendito ajuste del lightroom este último) y reducir el ruido, aunque creo que lo mejor es editarla por zonas.

RAW y foto tras la edición de una vía láctea a 30s, f/3.5, ISO6400

 

Si queréis podéis ver más fotografías nocturnas AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *